jueves, 9 de octubre de 2014

"Excálibur", alias "el perro del Ebola"





"Excálibur", alias "el perro del Ebola"

            Llevo desde anteayer, mordiéndome la lengua y hoy ya me ha entrado la vena de ser políticamente incorrecto  con el tema de "Excálibur", el perro de la enfermera infectada de ébola  en Madrid. Y hago constar que escribo esto antes de saber si el animalito ha sido sacrificado o no.  

            Voy a partir de la base de que tengo un perro en mi casa, "Dax", y de que él forma parte de mi familia, por lo que ya no me vale eso de que"-como no tienes perro-".

            Ayer, en redes sociales fue un clamor contra la decisión de la Conserjería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Sanidad de sacrificar a "Excálibur" como posible infectado del vírus de ébola. Incluso sobre 200 personas se concentraron ante la vivienda donde se encontraba el perro. 

            Voy a manifestar antes de nada que me gusta el compromiso de todo el mundo con el mundo animal y en particular en este caso con este perro. Pero vamos a pensar que se trata de un perro, un animal, que por mucho que los queramos son seres irracionales, no los podemos poner al mismo nivel que una persona. Está claro que el perro no es el culpable de la posible epidemia, pero es un factor de riesgo, y una incógnita en la ecuación de los protocolos ébola que hasta ahora teníamos, y las incógnitas en las ecuaciones hay que despejarlas. 

            Yo preguntaría a todas estas personas que estáis diciendo verdaderas barbaridades en la red y a través de los medios de comunicación: 

1º.- Sinceramente ... ¿arriesgaríais la vida de vuestros hijos, por el perro del vecino? es así de fácil, desgraciadamente para "Excálibur" es así de fácil. 

2º.- Ya para rizar el rizo, ¿ si los dueños fallecen y el perro sobrevive, acogerías ese perro con la duda razonable de que puede tener virus durmientes de Ébola? 

         A la primera pregunta no creo que tengamos duda de la respuesta. No hace falta más demagogia ni más palabrería barata. Primero mis hijos y después el resto. 

     A la segunda me puedes decir: "- yo no, pero que lo metan en una perrera-" Entonces yo respondo:  ¿tiene que el gobierno que hacerse cargo de un perro?  Hemos tenido otro amplio debate por el traslado de los misioneros a España, y por traerse el virus a Europa,  y ahora vamos a dejar un perro suelto por España que no sabemos si lo tiene o no. Y no sabemos cómo puede afectar, ni  cómo puede residir el virus en un perro, ya que los estudios sobre ébola son escasos. A mi parecer, desgraciadamente para "Excálibur", la vida de los humanos debe de prevalecer sobre una amenaza animal. 

         Está muy bien ser el buen samaritano, pero también en la vida hay que tomar decisiones por el "bien común", eso que ahora es tan políticamente incorrecto, pero es lo que rige la convivencia de los humanos. Eso nos diferencia de los animales irracionales, la consciencia sobre nosotros mismos nos obliga a tomar decisiones, pero en los dos sentidos, decisiones placenteras y decisiones ingratas y desagradables. 

          Y ya entrando en el terreno crítico-político solo una reflexión. Si con todas las irregularidades que han salido en el traslado, atención  y demás, y con todos los protocolos que tenemos para estos casos, no hemos sabido, podido o logrado contener el virus en los humanos, imaginaros en un perro. 

        También diría a esas 200 personas que se han manifestado por "Excálibur", que tenemos que manifestarnos por las casi 4.000.- personas que han muerto en África y nuestros gobiernos mientras mirando para otro lado. Solo ahora que el virus ha saltado a Europa nos hemos concienciado, por decirlo de alguna manera (otra sería acojonado), y parece que todos empezamos a mirar a África.

        Repito, está muy bien el preocuparse por un perro, pero ante la muerte de 4.000.- personas entiendo que nuestros esfuerzos deben de concentrarse en los humanos.

                                                                       Moncho ... para los amigos