miércoles, 6 de marzo de 2013

Feliz vuelta al trabajo


             Después de un mes de baja laboral a causa de un pie hinchado y cuyo diagnostico sigue siendo una incógnita hasta la fecha. Hoy he vuelto al trabajo. Podría decir que desgraciadamente vuelvo al trabajo, pero mentiría, realmente estoy muy contento con mi vuelta a la rutina de siempre, sobre todo después de la cariñosa bienvenida que me han dado mis compañeras (porque son todas mujeres, jeje) y mi jefes.

            En primer lugar, el poder estar de baja un mes y que la empresa no ande detrás de ti para que vuelvas cuanto antes, no tiene precio. Además que se preocupen por tu estado, que te den todas las facilidades y te animen en la enfermedad, por muy leve que sea, eso es la leche.

            Es muy estimulante ver como tus compañeros se alegran de tu vuelta y además te facilitan las cosas para volver a ponerte al día. Así es como uno se levanta todas las mañanas con ganas no solo de trabajar, sino de rendir en tu trabajo y luchar por “tu” empresa,  y no sentarte en una mesa o en cualquier otra faena que tengas que hacer, e ir porque hay que ir y cobrar a fin de mes.

            Si en los tiempos que corren, uno ya tiene que dar gracias por tener trabajo, en mi caso le añado el buen ambiente y compañerismo.

            Se que esto suena a peloteo, porque lo suena, pero es como lo siento en estos momentos.

            Moncho (para los amigos)