sábado, 24 de mayo de 2014

José Manuel Pinto, de profesión Portero.

                     José Manuel Pinto, de profesión Portero.



            Ya hace algún tiempo que no escribo, no por nada en especial, si no porque con muchas cosas en la cabeza, no encontraba el tiempo, ni la inspiración necesaria,  ni la "noticia" que me llamara a escribir sobre ella. Pero últimamente me está pareciendo una barbaridad que se está haciendo con José Manuel Pinto "Pinto", portero hasta esta temporada del F.C. Barcelona.
            Como portero antes (ahora y siempre) y como entrenador de porteros desde hace unos años, no entiendo la persecución mediática y, a consecuencia de esta, pública, que sé hace de este portero. Para mí, no estamos hablando de un mal portero declarado, no estamos hablando de un portero que cada vez que sale, la pifia. Estamos hablando de un portero que hasta ahora ha tenido delante al mejor Victor Valdes en el F.C. Barcelona y ha mantenido el tipo cuando ha salido.
            Estamos hablando de un portero que tiene en su haber varias ligas y copas, tanto nacionales como internacionales, participando en las copas sobre todo y ha sido trofeo Zamora de la liga española en el año 2006 con el Celta. Un currículum que muchos querrían para sí y que no voy a enumerar, pero para el que quiera saberlo, ahí le pongo el enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Manuel_Pinto .
            Un factor que supongo que puede generar esta animadversión es su corte de pelo, eso el algo que cuando te fijas en Pinto, no pasa inadvertido. Pero eso es algo en lo que como espectador del futbol no debes de fijarte, si lo que quieres es ver fútbol. Yo veo un jugador y miro como juega, no que pelo lleva. A los que les guste ese tipo de detalles deben fijarse en él cuando está en la calle, pero no en el campo. Para eso están "Salvame" "El tomate", etc. (por desgracia muchos programas de deportes están derivando en esto) . A un portero le pido que pare los balones, que juegue bien, que se esfuerce, pero no le puedo pedir que tenga el pelo de esta forma o de la otra, eso me parece una niñería, y desgraciadamente los medios de comunicación españoles han caído en ese juego, como están cayendo en otros que otro día trataremos.
            Otro factor que no le ha favorecido nada, es que los medios de comunicación que necesitaban atacar al Barcelona, lo han tomado como ariete para atacar a ese club. Yo no soy barcelonista, todo el mundo lo sabe, pero cuando los medios de Madrid necesitan atacar al Barcelona lo nombran como  "el amigo de Messi", "el trencitas", etc. sin hacer mención a lo que verdaderamente importa, las paradas que hace.
            Como portero reserva, para mí, ha sido un gran portero, cuando se le ha necesitado, ha estado, cuando ha jugado no ha hecho grandes "cantadas" y le han metido goles como a cualquier otro portero. Me gustaría que no se acabase aquí su carrera deportiva y jugase en otro club, uno cualquiera, y demostrase que es un portero de primera división, como otros porteros que salieron de la suplencia de sus equipos y triunfaron, dígase, el mismísimo Diego López, o Palop en su momento. Habría que mencionar la persecución mediática que sufrió el pobre Adan en Madrid, solamente por cumplir su rol de portero suplemente y jugar cuando le mandaron, ahora triunfa en el Betis, pero eso es otra canción.
            Y a los aficionados, tanto de un equipo X, como del equipo contrario que está enfrente, les diría, no os dejéis dirigir por los medios de comunicación que muchas veces (casi todas) son partidistas. Antes de decidir si un portero (en este caso) es malo y crucificarlo por ello, no te dejes influir del runrun que se genera toda la semana antes, que si este es malo, que si no sabe jugar con los pies, que si no sale por alto. Todos los porteros trabajan esas cosas durante la semana. Después, el partido saldrá de la manera que sea, pero juzgar a un portero por su pelo, no tiene sentido. Mira sus partidos, sus paradas, sus pifias y finalmente su currículum, y después emite un veredicto, pero un veredicto propio, no uno viciado y guiado por otros.
            Y esto vale para todos los deportes, para todos los deportistas y, sobre todo, para la vida misma.

                                                        Moncho ... para los amigos