miércoles, 29 de octubre de 2014

El arte de pedir "Perdón"

http://www.elmundo.es/opinion/2014/10/28/544fe9ae268e3e100a8b4573.html         

El arte de pedir "Perdón"


          Yo no suelo hablar de política, no me gusta la política, no tengo ideas de ningún partido. Pero si tengo ideas propias, que coinciden con las de los partidos políticos, cualquiera que sea su color.
         Sirva esto que acabo de escribir, como una declaración de intenciones y pretendiendo por mi parte que quede claro desde el principio, que este articulo no va, ni en contra, ni a favor de ningún partido político. Si no contra una manera de hacer una cosa concreta, que es: "pedir perdón"
         Dicho esto.
         Esta semana ha saltado a la palestra la ya superconocida "Operación Púnica". En la que se han detenido a 51 personas, entre ellos 6 alcaldes, en el marco de una trama de corrupción política por amaños de adjudicaciones y cobros de comisiones.
         En el día de ayer y durante una comparecencia en el Senado, nuestro presidente del gobierno ha "tenido la deferencia" de pedirnos perdón a todos los españoles, diciendo "entender y compartir nuestra "indignación y hartazgo" por los temas de corrupción que están saliendo en los últimos tiempos.
         Y aquí viene el quid de la cuestión. ¿Cree el presidente del gobierno que esa es la forma de pedir perdón, a toda una nación, por un caso tan grave como es la corrupción política? Quizá el lugar pueda ser el adecuado, el Senado. Pero cuando uno  pide perdón sinceramente, debe mirar a la cara al otro, la voz debe de ser clara y enérgica, y demostrando arrepentimiento. A mi entender leer unas frases en medio de un discurso, pasando de puntillas sobre el tema, con la cabeza baja (no vaya a ser que se oiga mucho) y sin mostrar arrepentimiento, no es una petición de perdón, es un "mañana salgo en los periódicos  y ya cada uno que entienda lo que quiera". Lo siento,  Sr. Presidente, mi veredicto es: "No Creible"
          Hace un tiempo el Rey Juan Carlos I, se vio envuelto en el "escándalo" de la cacería de elefantes en Africa. Ante el revuelo armado, y cuando salía del hospital, pillo una cámara de televisión por medias, y con un mensaje claro, conciso y mostrando arrepentimiento, pidió perdón: "Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir". A lo mejor no era el mejor sitio para escenificarlo, pero hablo claro, con la cabeza alta y mirando al frente. Para mí fue "creíble".
          Ahora está de moda el mandar un wathsapp, un facebook o un twiter pidiendo perdón, estilo el jugador de fútbol Luis Suárez, para excusarse por el mordisco que dio a otro futbolista en el pasado Mundial de futbol de Brasil. Esto, lo mismo que hizo el presidente del gobierno ayer, es un "No quiero, pero tengo que hacerlo, porque me obligan"
          Me vais a permitir una licencia política. Sin entrar a nombrar partidos ni personas. Esta "petición de perdón" o como queramos llamarla, ¿no tendría que haberse producido antes?. Después de los casos: Gurtel, Barcenas, ERE, Noos, Camps, Emperador, Pekemon, y no pongo más que me estreso. ¿Hacía falta esperar tanto?.
          Una reflexión. Cuando tengáis que pedir perdón a alguien, que sea de corazón. Y si no lo es, intentad por lo menos que sea creíble. La persona que tienes enfrente notará si eres sincero o no, y si nota que no eres sincero, añades un problema más a una relación ya dañada.                                                                    
                                                                                  Moncho ... para los amigos