sábado, 13 de junio de 2015

Pitada tras pitada, perecido pero no igual.



     Normalmente necesito una inspiración para escribir, y ahora se han juntado el hambre con las ganas de comer. Llevo varios días con ganas de escribir y cuando normalmente tengo que buscar un tema esta semana se me juntan varios. Me he decidido por el de las pitadas al Himno Español y a Gerard Piqué. Más que nada por su trascendencia a nivel nacional, por el trato dispensado en los medios de comunicación y por la hipocresía de mucha parte de la prensa, sobre todo en la deportiva.

      La pitada al Himno Español. Primero declarar, y uso el verbo "declarar" apropósito, que me siento identificado como español y como gallego, sin exclusión, soy parlante castellano y gallego. Partiendo de esta base no me parece bien que se pite al himno español, bien sea por ideología, bien sea por seguir al grupo, bien sea por tontería. Pero también digo no me parece bien que pite a ningún himno, ni catalán ni gallego, ni NINGUNO. Se está haciendo uso de la frase "Libertad de expresión". Amigos, la libertad de uno termina donde empieza la de los demás. A todas esas personas les diría, yo cuando voy a un concierto de música, clásica normalmente, se termina el mismo con el himno gallego, a mi no se me ocurriría ponerme a silbar al himno, aunque no estuviese de acuerdo con él. Primero por educación, y segundo por respeto a las demás personas que si lo sienten como suyo. En caso de no querer escucharlo me iría antes de la interpretación del mismo, y así, ni me daño a mi mismo ni a los demás que si quieren escucharlo.

       Podemos caer en los tópicos de siempre; Son unos pocos. No representan la afición de un equipo. Lo malo de esto es que siempre son los mismos, y lo peor es que en el futbol actual se están cerrando estadios por "canticos ofensivos", pero en este caso nadie hace nada y ahora que parece que el gobierno quiere tomar cartas en el asunto, toda la prensa deportiva le atiza. Señores no puede ser que quieran cerrar el estadio de Riazor por un "Vigo no ..." y cierren el Sánchez Pizjuan 8 (OCHO) partidos por un "Arbitro valiente, valiente ... h.p.", y por esto no pase nada.

       Yo no voy a dar soluciones porque, no es mi cometido, y porque además sería muy duro en este caso, pero alguna hay que tomar. Pero todos, empezando por la Federación Española, siguiendo por la Liga de Futbol Profesional, los clubes, futbolistas y la prensa que de aquí se escapa de rositas, pero tiene también su parte de culpa, y si quiere algún medio de comunicación me invita y lo hablamos, porque eso daría para una tarde.

      Y de estos polvos vienen estos lodos. Vamos a la segunda pitada, la del estadio del Reino de León a Gerard Piqué. Nos están haciendo creer que esta pitada fue porque la gente de León es del Madrid. Señores, yo no soy del Madrid y pitaría a Piqué si fuese en Riazor. Lo siento pero es así. Por cierto, para los periodistas de fuera de Galicia, en el estadio de Riazor se le pitó a Fernando Hierro, allá por el 1989, cuando jugó con la Selección Española. Por esa pitada Riazor estuvo mucho tiempo sin albergar partidos de las selecciones nacionales.

       A mí lo que haya dicho en la fiesta del Barsa del cantante Kevín Roldán, para meterse con los del Madrid, no me importa, pero es que este futbolista tiene a sus espaldas una serie de circunstancias que al final todo junto crea una pasta que se hace pegajosa, por decirlo de alguna manera. Si realmente no sientes la selección como española no asistas a ello. Yo le aplaudiría en ese caso. Hay que ser consecuente con tus actos y si no crees no vayas, que hay mucha gente esperando para ocupar ese sitio.

      A Piqué el jueves le pitaron, los del Madrid por haberse metido con ellos y los que haciendo uso de su "libertad de expresión" le pasaron factura de que justificase la pitada al himno español. Si al final a todos nos coge el toro cuando nos ponemos delante.

     Otra cosa que no me ha parecido bien ha sido la defensa de Vicente del Bosque: "El que pita a Piqué lo hace a la selección", señor Del Bosque, el que pita el himno español pita a España y a su selección y usted es parte de los dos. Entiendo que un entrenador tiene que defender a sus jugadores, yo lo hago con los míos, pero no le he oído criticar a los que pitan el himno ni aleccionar a sus jugadores de la selección para que, por lo menos, no hagan declaraciones en ningún sentido. Cuando algo es inconveniente lo mejor es callar y para otros temas bien que emplean el "no coment".

      Como decía el título de este artículo: "parecido, pero no igual", por mucho que nos lo quieran hacer creer. Yo por pitar a Piqué no me meto más que con él por sus actos y el que pita los himnos (todos los himnos sin distinción) se mete con los sentimientos, ideologías, filosofías, etc,, de mucha gente que tienen al lado.

       Bueno, ya me he quedado a gusto, siento el ladrillazo y a mi amigos nacionalista, del Barsa, del Bilbao, del Madrid y de León, simplemente deciros que no pido otra cosa que no sea educación, podemos estar o no estar de acuerdo en cosas, pero deporte es deporte y la política en el medio no pinta nada, para eso están las elecciones.


                                                                                              Moncho ... para los amigos